Seleccionar página

El Eneagrama es un modelo de estilos de personalidad, que identifica 9 diferentes pero interrelacionados estilos basados en estrategias preferidas, o maneras de interaccionar con el mundo que nos rodea. Partiendo del Eneagrama, se puede hacer un coaching más personalizado al coachee, según su eneatipo o estilo de personalidad dominante, que marca así una forma diferente de abordar los problemas y acercarse a la consecución de los objetivos fijados.

Desde la perspectiva del Eneagrama, cada ser humano es único y diferente, pero todos nacemos a partir de una energía común, que se materializa mediante nueve cualidades o virtudes inherentes a nuestra naturaleza: serenidad, humildad, autenticidad, ecuanimidad, desapego, coraje, sobriedad, inocencia y acción consciente. Aunque estos nueve rasgos innatos están presentes en cada uno de nosotros, se
ha demostrado que solo uno determina nuestra esencia personal, también llamada yo verdadero. Esta esencia es la semilla a partir de la cual podemos llegar a ser la flor que somos en potencia. Aquí es donde el Eneagrama enlaza con el Coaching, ya que esa esencia personal es lo que permite conectar con el potencial personal de cada uno. Si uno no acepta o reconoce esa cualidad en sí mismo, es difícil que pueda explotarla para desarrollar su potencial y ser su mejor versión.

Nuestra dificultad radica en el hecho de que durante nuestra infancia, la realidad se nos antoja amenazadora y hostil, por lo que empezamos a protegernos tras un escudo mental, también llamado personalidad, ego o falso yo. El Eneagrama describe cómo el egocentrismo tiene numerosas formas de manifestarse: en algunas personas es más activo y por tanto, más fácil de reconocer; en otras es más pasivo, por lo que suele ser más difícil percibirlo, pero no por ello menos dañino.

El Eneagrama es una poderosa herramienta de autoconocimiento que describe 9 tipos básicos de personalidad de la naturaleza humana y sus complejas interrelaciones. Es un modelo de exploración psicológico-espiritual para el desarrollo humano, que nos revela caminos para desarrollar nuestra conciencia, observar las dinámicas de nuestra Personalidad y liberarnos de los patrones que nos impiden crecer y desarrollar nuestro talento. Hay algunos temas que se exploran para cada tipo de personalidad del Eneagrama y que sirven para el Coaching: lenguaje, mente, emociones, juicios, relaciones con otros y con uno mismo, patrones de infancia, deseos y miedos inconscientes, actitudes y comportamientos, puntos ciegos y estilos de comunicación.

El Eneagrama es un poderoso mapa de los Tipos de Personalidad que nos sirve para el Coaching, ya que nos permite observar ciertas actitudes y comportamientos de las personas, podemos poner a su disposición una serie de motivaciones inconscientes, detectar creencias limitantes para poder cambiarlas, y sirve para la toma de consciencia de temores irracionales, con el fin de así evitar el sufrimiento.
Por otro lado, cuando pasamos por una situación de estrés prolongada, que nos produce angustia y desequilibrio emocional, tendemos a descentrarnos, adoptando patrones de conducta negativos de otro tipo de personalidad. Por ello, el Eneagrama habla de «recuperar nuestro centro», a partir del cual poder volver al estado de paz interior y estabilidad emocional.

Los nueve tipos de personalidad están clasificados en tres tríadas dependiendo donde esté su centro vital dominante, que es la zona del cuerpo de donde surge la primera reacción automática del ego:

  • Tríada emocional (corazón): que lleva a la persona a sentirse dolida o a lamentarse por lo sucedido.
  • Tríada intelectual (cabeza) que genera que la persona sienta miedo o piense sobre lo que ha sucedido.
  • Tríada visceral (vientre): que provoca que la persona se sienta agredida y se ponga a la defensiva.

Así bien, es lógico adelantar que un conocimiento del Eneagrama provee al coach con una poderosa herramienta psicológica de conocimiento del coachee, y como de hecho tratamos con la persona por encima de cualquier otra cosa, nada más útil que abordar cómo es la personalidad de un cliente de cara a planificar posteriormente las acciones a realizar, los pasos a dar, las decisiones a tomar, que el proceso de coaching requerirá.

La comprensión del coachee es fundamental ya que una de las habilidades de un coach es la empatía, y ello es efectivamente más probable cuando se tiene una imagen clara de nuestro cliente a través del tipo de personalidad que posee. Además la aplicación del Eneagrama permite ayudar al coachee a tomar consciencia, descubrir sus creencias y el filtro con el que percibe la realidad para que así pueda superar sus miedos e incrementar su autoconfianza, para de esta manera poder tomar decisiones respecto a su vida personal o a nivel profesional.