Seleccionar página

La clave para alcanzar nuestros sueños es creer en nosotros mismos y en nuestras capacidades para hacerlos realidad mediante el autoconocimiento. Así aprendemos a sacar nuestro talento para hacer de nuestra vida algo grande y que merezca realmente la pena.

No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber. No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario. Se trata de aceptarnos y permitirnos ser quienes en verdad somos, para de esta manera descubrir nuestros anhelos y pasiones. La magia está en ser uno mismo, en ser auténtico, y dejar un poco al margen las expectativas de los demás sobre nuestra conducta. En el momento en que nos preocupan más nuestros valores, necesidades y deseos, que quedar bien con los demás, nuestra reputación y ser amados, es cuando realmente somos nosotros mismos. Para ello hace falta que hagamos un viaje interior para conocernos mejor.

Practicar la autenticidad no es fácil, y menos en un contexto social como en el que nos encontramos en la actualidad, donde las apariencias, la hipocresía y el tener el amor y el favor de los demás son tan altamente valorados. En cambio, los valores como la dignidad, el respeto, la generosidad, la sinceridad, la dedicación,
el espíritu de servicio y el cumplir con los compromisos, son relegados a un plano secundario en el mejor de los casos. Aunque en realidad enfrentarse a los propios miedos siempre ha sido difícil para las personas, como nos indica Carl Jung:  La gente podrá hacer cualquier cosa, no importa cuán absurda, con el fin de evitar enfrentar su propia alma.

Encontrarse con uno mismo es una de las aventuras más apasionantes, si no es la que más, ya que pone en juego todo lo que conforma nuestra personalidad y esencia: emociones, aspiraciones, sueños, creencias, valores y capacidades. El conocimiento de uno mismo nos brinda la posibilidad de crear la vida que queremos vivir, ya que solo descubriendo lo que nos hace falta, lo que nos ilusiona y lo que deseamos, podremos dirigirnos al lugar donde encontraremos esas cosas.

Las convicciones negativas sobre nosotros mismos nos limitan enormemente para vivir la vida que deseamos. En ocasiones no nos sentimos dignos de merecer lo mejor para nosotros, y entonces vemos problemas que se nos hacen difíciles de sortear, sobre todo cuando otros nos dicen qué tenemos o no que hacer. Dudamos de lo que nos conviene y creemos en lo que nos dicen los demás, en lugar de mirar hacia adentro y confiar en nosotros mismos. En el Mito de la Caverna de la obra de Platón, La República, el autor expone que después de mucho tiempo encadenados y sin ver la luz, cuando de repente estamos libres podemos sentirnos temerosos por lo que hay fuera de la caverna al salir a explorar. Además, la luz a la que no estamos acostumbrados nos puede molestar, y si no nos habituamos a ella podemos renunciar a verla de nuevo y sumergirnos en la oscuridad, alejándonos de la verdad, e incluso ahora ya no ignorándola como antes, sino puede que hasta odiándola por la frustración que sentimos al estar en contacto con ella y no saber convivir con la misma.

En conclusión: Las respuestas que necesitamos no se encuentran afuera, sino que están en nuestro interior. Al mirar hacia dentro y descubrir nuestra esencia, esta nos puede deslumbrar y hacernos sentir confusos y desconcertados, pero si continuamos mirando, poco a poco veremos con nitidez y claridad lo que significa. La clave está en confiar en nosotros mismos y ser auténticos. Como dijo Carl Jung: Quien mira hacia afuera, sueña. Quien mira hacia adentro, despiertaDecide despertar y mirar hacia adentro. El Coaching así te ayudará:

  • Reconocer tus limitaciones y generar estrategias para superarlas. Potenciar tus fortalezas y limar tus debilidades.
  • Descubrir y revalorizar tus capacidades.
  • Saber automotivarte y no depender de otros para ello.
  • Perfeccionar tus habilidades sociales.
  • Compatibilizar tu vida profesional y familiar .
  • Mejorar la toma de decisiones.
  • Decir no sin sentirte culpable.
  • Incrementar tu energía y productividad.
  • Eliminar los miedos, distracciones y otras barreras para tu éxito.